Mi experiencia de voluntariado en Madrid

Lucile, voluntaria de origen francés y participante en la rama de voluntariado del Cuerpo Europeo de Solidaridad nos cuenta su experiencia y todo lo que está aprendiendo.

¡Mi experiencia durante los tres primeros meses en Madrid!

Ya han pasado tres meses desde que llegué a Madrid para mi voluntariado. Hace tres meses, ¡lo hice y descubrí muchas cosas!

Empecemos por el motivo de mi llegada a Madrid: la asociación cultural la Kalle. Trabajo en acciones socioeducativas con el centro de día, en el que trabajan cuatro emplead@s: Fanny, Gonzalo, Javi y Mati. Mati también es mi tutor, es decir, es con ella con quien hablo cuando se trata de mi misión. Una docena de jóvenes de entre 13/14 y 18/20 vienen todos los días (pero no siempre son l@s mism@s quienes vienen). El centro de día incluye varias areas de actividad en los que se me pidió participar y, a veces, pude ayudar en la preparación: está el apoyo escolar y las actividades que se llevan a cabo en el Lokal.

La tutoría se realiza los lunes y miércoles de 16h a 19h. Durante estas seis horas a la semana, mi misión es la de ayudar a l@s jóvenes a hacer sus deberes o aprender sus lecciones. Pero con mi español aún limitado, estoy más presente para motivarl@s que para ayudarl@s. También soy el referente de “francés” cuando ellos y ellas tienen trabajo en este idioma. Les ayudo con sus ejercicios y pronunciación.

En Lokal, hay actividades los martes, jueves y viernes, en las que ayudo a l@s emplead@s. Las actividades duran un total de dos horas, pero la mayoría de ellas duran varias sesiones, a veces incluso durante varias semanas. Por ejemplo, el taller de rap contra el racismo se llevó a cabo durante varias sesiones, porque fue necesario escribir las letras, grabar los sonidos y hacer el video clip (el resultado está aquí: https://www.youtube.com/watch?v=ve0xyOf9AbM). O la preparación de La Casa Del Terror de Halloween, que dura un mes entre la reflexión del tema, la preparación e instalación del local, así como la participación en el día de Halloween para compartir el trabajo en el barrio (La Kalle escribió un artículo sobre el tema: http://www.lakalle.org/museo-de-los-horrores-la-muerte-del-machismo-la-casa-del-terror-2019/). También hay actividades más cortas, como la sensibilización de los jóvenes sobre el género femenino y masculino. Y, finalmente, hay actividades únicas, de día o de noche, como una cena intercultural organizada por la comunidad en la que los jóvenes del lokal pueden encargarse de la animación.

Y finalmente, también hay entrenamiento semanal del grupo Batucada. Este grupo permite a los jóvenes aprender un instrumento, invertir en un proyecto de larga duración, trabajar en grupo, aprender a escuchar a l@s otr@s y también tocar frente a una audiencia durante eventos específicos. ¡Así que este proyecto es un trabajo que ocurre durante varias semanas, incluso varios meses! ¡Y solo me quedan 6 meses para aprender a tocar la campana!

En resumen, con La Kalle, con quien paso la mayor parte de mi experiencia en Madrid, no tengo tiempo para aburrirme, porque ciertamente hay todas estas actividades, pero hay especialmente jóvenes, que están siempre en el centro de los proyectos y con los que l@s emplead@s organizan actividades y proyectos, según los deseos y motivaciones de cada joven teniendo en cuenta cada una de las singularidades.

También paso parte de la semana con Europa Joven Madrid, que es un servicio del Ayuntamiento de Madrid dirigido a la juventud de la ciudad. Es este servicio el que se ocupa de dar la bienvenida a l@s voluntarios en Madrid. Con este servicio, los otros 7 voluntari@s y yo tenemos algunas misiones. Durante los primeros tres meses, organizamos un evento (la Torre de Babel para permitir a los jóvenes reunirse e intercambiar en varios idiomas a través de diferentes juegos) y una actividad para el evento del Centro Juvenil Chamberí (donde se encuentra situado Europa Joven Madrid), Bloquea El Machismo. Y cada semana, sol@s o en parejas, organizamos talleres de idiomas. Yo, con Sylvain, mi compañero francés, organizamos todos los jueves un taller de una hora sobre el idioma francés. Con participaciones, hacemos juegos o simplemente tenemos conversaciones simples en francés sobre nuestras experiencias, diferencias culturales…
También participamos en una formacion de cinco días a principios de noviembre en las montañas de Cercedilla con otr@s voluntari@s europeos haciendo su misión en toda España. Esta formación nos permitió conocer mejor el programa de voluntariado, pero también saber más sobre España y su cultura.
Y con el tiempo que me queda, normalmente al final de la semana, sigo descubriendo la ciudad, sus monumentos y su cultura. En cuanto al aprendizaje del idioma, se hace poco a poco y todavía estoy lejos de sentirme cómoda con el español, pero aprendo un poco más cada día.
¡Ya van tres meses de esta experiencia y entre La Kalle, Europa Joven Madrid y el descubrimiento de Madrid, el tiempo pasa muy rápido!

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Otras noticias

Otras noticias

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de Privacidad y cookies.