Destino: Vallecas

´Yo soy Ana, la voluntaria europea´

En mis primeros dos meses he utilizado mucho esta frase.

Llegué en Madrid con ganas de hacer muchas cosas. Era ya casi finales de octubre y yo fui la última de los voluntarios en llegar, así que al principio estaba un poco nerviosa: ¿cómo van a ser las niñas y niños?, ¿me llevaré bien con las otras voluntarias y voluntarios?, ¿cómo va a ser mi habitación…?

Todas esas son preguntas que cada voluntaria y voluntario se pregunta. Pero al pasar las semanas y los meses la vida de voluntaria comienza su curso.

Un día típico en San Pablo

Mi organización de acogida es la Asociación Cultural San Pablo. Aquí, mi horario diario es por las tardes. Las tres horas con los niños y niñas se dividen en dos partes: el apoyo escolar y tiempo libre. Ellos son divididos en varios grupos, dependiente de la edad son grupos de pequeños, medianos y mayores. Hasta ahora he trabajado en apoyo con los medianos y con los mayores. En ocio y tiempo libre he trabajado con todos los grupos de edad. Normalmente yo asisto a las educadoras o educador y ayudando con varias tareas. Al final del día junto con las educadoras y el educador hacemos la evaluación.

En noviembre hemos hecho una salida de fin de semana en Cercedilla. Fuimos cinco educadoras y 30 niñas y niños. Fue una experiencia muy divertida pero también muy fatigosa.

Casi todo el mes de noviembre y mitad de diciembre hemos preparado actividades para la Fiesta de Navidad. En este evento los niños y niñas han preparado chistes, bailes y videos para enseñar a sus padres y madres que han venido a la asociación para verlos. Mi tarea consistió en grabar y montar los videos. La fiesta resultó genial y toda la gente lo pasó bien.

Ahora tenemos que preparar el Campamento Urbano: cinco días de varias actividades, como patinaje, ir al cine, pero también apoyo con los deberes y talleres de manualidades.

Más tareas

Además de mi trabajo en San Pablo, tengo tareas con la organización Europa Joven Madrid, que se encarga de la gestión de proyectos europeos. Allí estoy haciendo talleres semanales de inglés para jóvenes que quieren mejorar sus conocimientos de idiomas. Los talleres los estoy preparando junto con uno de mis compañeros, que es voluntario también.

El grupo de voluntarios de Europa Joven (que cuenta siete personas de seis países) tenemos también que preparar un evento de intercambio de idiomas que se va a llamar ´Torre de Babel´. Hemos encontrado un poco de dificultades en encontrar un sitio perfecto para hacerlo, pero seguramente lo vamos a organizarlo en enero.

La vida en Madrid

El grupo de voluntarios los considero ahora mis amigos y amigas. Juntos descubrimos Madrid y España, hacemos fiestas o cenamos. Hemos conocido más voluntarias y voluntarios en el curso de formación a la llegada que ocurrió al fin de octubre en Cercedilla. Ahora nuestro grupo de amigos es más grande. Ya empezamos a reunirnos con más frecuencia y hemos hecho nuestro primer viaje en Toledo.

Aparte de las voluntarias y voluntarios tuve mucha suerte al conocer jóvenes españoles con quien me llevo bien. Así tengo la oportunidad de practicar y aprender castellano cada día y también interiorizar la cultura española más fácil.

Las preguntas que tenía al principio de mi proyecto ya fueron remplazadas por otras. Ahora estoy emocionada por todo que estoy haciendo y me pregunto: ¿Cuál va a ser nuestra próxima aventura?

Ana, voluntaria europea de Rumanía

Leave a comment

Make sure you enter all the required information, indicated by an asterisk (*). HTML code is not allowed.

Otras noticias

Otras noticias

Este sitio emplea cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar el tráfico. Google recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Política de Privacidad y cookies.